4 ideas para crear espacios de trabajo en casa

4 ideas para crear espacios de trabajo en casa

Living Homes 27 enero 2020 0 Comentarios
trabajoencasa5

Puedes diseñar tu espacio de trabajo para estudiar, trabajar, o tus proyectos personales. Trabajar en casa es una opción laboral cada vez más popular para optimizar costos y tiempo: una oficina en casa, bien organizada y distribuida, produce una mejora en términos de productividad.

Incluso si sólo necesitas tu portátil y una taza de café para funcionar, necesitas planear cómo crear espacios de trabajo en casa. Las horas que pasarás en tu oficina doméstica te exigen mayor preparación que elegir un escritorio y una silla con ruedas. Se trata de crear un entorno funcional en casa, que te permita concentrarte sin distracciones.

1. Elige la ubicación correcta

Identifica el trasiego diario de gente personasen tu vivienda: zonas de paso frecuente, dormitorios de los niños, etc. Establece tu zona de trabajo en las áreas más tranquilas del hogar, o donde las distracciones sean mínimas.

Paredes con decoración llamativa pueden causar distracciones, o perturbar tu concentración. En cuanto al mobiliario, ciertos diseños, aunque elegantes, resultan poco ergonómicos para el trabajo continuado. Sopesa que no todas las soluciones de diseño que se encuentran en Internet son adecuadas para trabajar a tiempo completo en casa.

Coloca el escritorio en un área bien iluminada y cerca de una ventana. Además de disfrutar de luz natural, mirando al exterior relajas la vista del esfuerzo de enfocarla en objetos cercanos (pantalla, escritorio, etc.).

Si un ventanal frente al escritorio te distrae en exceso, puedes colocar la mesa en posición perpendicular respecto a la ventana. Sólo tienes que asegurarte evitar reflejos molestos en la pantalla si trabajas con un ordenador.

Iluminación y aislamiento acústicoLa fuente ideal de iluminación es la luz solar. Si puedes, ubica tu zona de trabajo para que la reciba desde una ventana desde el lateral. La ventana puede necesitar cortinas o estores para atenuar el brillo excesivo.

Cuando falta la luz solar, existe iluminación artificial con una temperatura de color e intensidad cercana a la luz natural. Dispón la iluminación general y una lámpara de escritorio  para que tus ojos se cansen lo menos posible.

El ruido es enemigo de la concentración. Si llegan a tu espacio de trabajo los ruidos de habitaciones circundantes, puede resolverse con puertas interiores, e incluso paredes dotadas de aislamiento acústico.

2. Organiza tu espacio de trabajo doméstico

Una oficina organizada es clave para evitar distracciones. Sé honesto contigo mismo: ¿eres un archivista meticuloso, o estás cómodo en un entorno desordenado? Compra accesorios de oficina para organizar tus documentos y accesorios según tu forma de trabajo.

Organiza los cables. El flexo de escritorio, uno o varios monitores del pc, la CPU, la impresora, el fax, el escáner, la destructora de documentos… si te descuidas, se crea en el escritorio y el suelo de tu despacho una maraña de cables polvorientos que, además de aumentar el riesgo de accidentes, producen una sensación visual desagradable. Prepárate con un arsenal de canaletas, enrolladores y otros elementos para ocultar y ordenar los cables.

Tecnología actualizada. Los problemas tecnológicos son los grandes ladrones del tiempo de trabajo. Luchar con interrupciones del wifi, errores informáticos, y otros fallos de software y hardware, te desconcentran y pierdes horas productivas. Si estrenas espacio de trabajo en tu casa, considera la inversión de cambiar tu tecnología obsoleta.

3. Escoge mobiliario para un trabajo productivo

La silla. Trabajas muchas horas seguidas en ella, así que no escatimes a la hora de elegir un modelo. Necesitas la mejor silla posible, del tipo ajustable que permite conservar la postura correcta de la espalda: una lumbalgia puede arruinar tu jornada laboral. El modelo de silla ideal es cómoda, ergonómica, con soporte lumbar y de brazos, no muy voluminosa, y equipada con ruedas para escamotearla bajo el escritorio cuando no se usa.

Un escritorio de buen tamaño en el que colocar cómodamente el material de trabajo. Lo ideal sería que tuviera una columna o dos de cajones para ganar espacio para documentos y materiales, sin crear desorden.

Un archivador o una cómoda para guardar los documentos, artículos de papelería o consumibles informáticos. Estos muebles pueden formar parte del escritorio, o comprarse para conjuntarlos con él. Existen modelos dotados con ruedas que aportan más opciones de configuración para crear espacios de trabajo en casa.

4. Cobertura WiFi para una oficina en una casa grande

Al usuario doméstico de internet suele bastarle con un router ubicado en la zona de ocio. También para el teletrabajo, la señal WIFI en una vivienda media llega a todas partes. Sin embargo, una vivienda prime destaca por su tamaño, o por tener varias plantas, y la cobertura inalámbrica puede resultar insuficiente.

Incluso si sólo necesitas un portátil y una taza de café para funcionar, debes tener en cuenta dónde instalas tu espacio de trabajo en casa. La cobertura se reduce por la distancia y por los obstáculos físicos. La señal llega a desaparecer si la oficina queda en otra planta, o existen varios tabiques entre el router y los dispositivos.

Existen dos soluciones para incrementar la cobertura WiFi sin necesidad de obras de ampliación del cableado por la casa: el adaptador WiFi, y el PLC. Ambos dispositivos sólo necesitan un enchufe para funcionar, son pequeños y apenas requieren configuración. Su apariencia es similar, pero la tecnología es muy diferente.

  • El adaptador WiFi es un repetidor de señal. Se trata de una antena WiFi que busca y mejora las señales inalámbricas cercanas. Para ampliar la cobertura, suele bastar con enchufarla en una distancia intermedia entre el router y el ordenador.
  • El PLC es una tecnología que permite transmitir Internet a través del cableado eléctrico de la casa. Con este tipo de instalación, la red eléctrica de casa sirve de plataforma para la circulación de datos. El router se enchufa a un dispositivo codificador que a su vez se conecta a la red, y el ordenador se enchufa a otro dispositivo que actúa como decodificador.

Ambos sistemas tienen pros y contras:

  • Desventajas del WiFi. Las conexiones WiFi reciben más ataques, porque resultan visibles. Los adaptadores WiFi pierden efectividad para extender la señal de un piso a otro.
  • Desventajas del PLC. La velocidad de transferencia de datos es más lenta. No es posible conectar dispositivos WiFi directamente a la red. Las variaciones de voltaje y el número de aparatos conectados afectan la señal.

Existen situaciones específicas en las que resulta idóneo cada método:

¿Cuándo usar un PLC?

  • En edificios con varias plantas.
  • Cuando existen muchos obstáculos entre las diferentes zonas de la casa.
  • Si no usas otros dispositivos como smartphones o tablets que requieren WiFi.

¿Cuándo usar un adaptador WiFi?

  • Si deseas aumentar la conectividad en el mismo piso.
  • Cuando necesitas conectar varios dispositivos cuyo método de conexión es WiFi.
  • En caso de anomalías o inconsistencias en la instalación eléctrica.

Esperamos que estos consejos te ayuden a crear tu propio espacio de trabajo en casa de una manera muy personalizada

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat