El alquiler con derecho a compra

El alquiler con derecho a compra

Living Homes , 29 octubre 2020 0 Comentarios
alquiler con opción a compra

Conoce las Obligaciones y Derechos en el Alquiler con Opción a Compra 

 El alquiler con derecho a compra es una opción contractual poco utilizada en el mercado inmobiliario español. Por una parte, existe la tradición española de invertir el ahorro familiar en casas en propiedad. Por otro lado, los costosos alquileres de las grandes ciudades, cercanos en ocasiones a las cuotas de una hipoteca, impulsan la compra de inmuebles.

Sin embargo, en períodos de crisis económica, como el actual, las empresas y particulares exploran opciones alternativas, como el arrendamiento de inmuebles para uso residencial con opción de compra por parte del inquilino.

  • El contrato de alquiler con opción a compra permite al constructor/propietario alquilar la propiedad, recuperar parte de los gastos incurridos y congelar el precio hasta que el inquilino valore la inversión con tranquilidad.
  • El inquilino, por su parte, con el alquiler con derecho a compra dispone de margen de tiempo para conseguir liquidez y comprar el inmueble. Lo disfruta desde el principio en régimen de alquiler y blinda su derecho a compra mientras dure el contrato.

Características de un contrato de alquiler con opción a compra

El contrato de alquiler con opción a compra lo integran dos subcontratos: uno de arrendamiento, y otro de compraventa. Existe un derecho de compra de una de las partes (el arrendatario) que, si se ejerce, obliga a la contraparte (el arrendador-propietario) a vender la propiedad y descontar del precio un porcentaje de los pagos de arrendamiento más la prima inicial.

El contrato de arrendamiento con opción a compra debe cumplir con unos requisitos mínimos:

  • Precio fijo del inmueble estipulado en el contrato.
  • Prima inicial. Cantidad que abona el inquilino al propietario por la concesión exclusiva de la opción de compra. El propietario se queda con el importe, aunque la compra no se realice. El inquilino puede comprar en cualquier momento de la duración del contrato, aunque el arrendador cambie de opinión y no quiera.
  • Plazo de vigencia de la opción de compra por parte del inquilino, y el modo en el que se hace efectiva la adquisición. La opción de compra suele manifestarse mediante acta notarial.

Ventajas y desventajas del contrato de alquiler con opción a compra

Esta modalidad de contrato ofrece beneficios para ambas partes y, en ciertas situaciones, desventajas que también deben conocerse. Los puntos a tener en cuenta son los siguientes:

  • El precio de la vivienda se fija en el contrato. Si, pasado el tiempo, suben los precios, la propiedad no puede revalorizar el inmueble, y el inquilino puede comprarlo más barato. Por el contrario, si bajan los precios, el inquilino tampoco puede comprar el inmueble con su valor actualizado.
  • El propietario recibe dinero de forma inmediata, sin arriesgarse a tener el inmueble en venta por tiempo indefinido sin producir beneficios.
  • El propietario no puede vender el inmueble mientras dura el contrato, aunque reciba una oferta de compra superior al valor estipulado con su inquilino.
  • El contrato incluye una prima inicial, que desempeña el papel de un seguro de impago para el arrendatario.
  • La fórmula de alquiler con opción a compra con prima equivale a una compra aplazada: si el inquilino desestima la compra, el propietario se queda la prima inicial.
  • El inquilino no tiene obligación de comprar. Si el objetivo del propietario es vender la vivienda, puede tenerla en alquiler durante el tiempo que dura el contrato y al final no realizarse la compra.
  • El propietario obtiene beneficios fiscales por el arrendamiento, pero el contrato está sujeto a una doble tributación para el inquilino: Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (al tipo aplicable en cada Comunidad Autónoma), alquiler y opción de compra.
  • El inquilino tiene la opción de compra blindada por contrato, puede comprar la vivienda en cualquier momento de la duración del contrato y descuenta del precio del inmueble la prima inicial más una parte de cada mensualidad.

Consideraciones finales

En la actualidad, los contratos de alquiler con opción a compra carecen de una regulación marco que determine sus condiciones específicas, y sólo existen indicaciones en la Ley de Arrendamientos Urbanos, en el Código Civil y en el artículo 14 del Reglamento Hipotecario.

Si, como arrendador o arrendatario, te interesa un alquiler con derecho a compra, contacta con Living Homes, recibe asesoramiento profesional y descubre las opciones disponibles para tus necesidades.

 

Siguenos en Feedly
WhatsApp chat