6 factores a tener en cuenta y 6 errores a evitar en la búsqueda de vivienda

6 factores a tener en cuenta y 6 errores a evitar en la búsqueda de vivienda

Living Homes 3 marzo 2020 0 Comentarios
6 factores a tener en cuenta y 6 errores a evitar en la búsqueda de vivienda

6 factores a tener en cuenta en la compra de una vivienda

Junto a los aspectos obvios que influyen en la calidad de una vivienda, como la superficie útil, si es luminosa, o su distribución, existen 6 factores importantes que debes tener en cuenta en el proceso de la búsqueda de vivienda:

Verifica la antigüedad del Inmueble. En general, las casas más nuevas cumplen con estándares constructivos y de eficiencia energética de mayor calidad. La eficiencia energética y la calidad de los aislamientos de la casa implican un gran ahorro de electricidad en climatización.

En una casa nueva, transcurre más tiempo de uso del inmueble hasta que debes acometer reformas. Por ejemplo, en obra nueva, pasados 3 y 5 años, algunas habitaciones ya necesitan una mano de pintura. Las reformas de mayor calado tocan en uno 10 años (cambio de baldosas, renovar mobiliario, nuevos electrodomésticos, etc.). Las primeras acciones, afectan a las habitaciones más utilizadas, como la cocina y el baño.

Las viviendas antiguas, o a reformar, resultan opciones de compra interesantes si buscas un inmueble para un proyecto de restauración que lo revalorice.

¿Tiene plaza de garaje? Tanto si buscas un chalet en la periferia de la ciudad, como si se trata de un piso céntrico, la plaza de garaje constituye un valor añadido. Puede que ahora no tengas coche, o que en la zona no haya problemas de aparcamiento, pero esas circunstancias pueden cambiar y siempre es recomendable que tu coche duerma en garaje. Además, existe la posibilidad de alquilar tu plaza y obtener ingresos mensuales.

Calidad de los servicios comunitarios. Tener piscina, jardín, gimnasio y otros extras permiten que tu familia y tú disfrutéis de mayor calidad de vida sin necesidad de desplazaros. Desde el punto de vista económico, los servicios se pagan, y debes sopesar que los costos de tu vivienda no terminan con la compra, sino que continúan durante el tiempo que la habites.

Comprueba la seguridad del barrio y de la casa. Para hacerte una idea, visita el barrio de noche un par de veces: en día laborable y en fin de semana. Consulta opiniones de residentes de la zona y que la inmobiliaria te asesore sobre el nivel de delincuencia en la zona. Comprueba si en la casa o urbanización existe portero físico, seguridad privada, patrullas, sistemas de video vigilancia o control de accesos al recinto.

Además de la seguridad en zonas comunes, conviene que te informes sobre las medidas de seguridad de la casa que te interesa: si la alarma es sonora o también tiene servicio de acuda, si la puerta es blindada o acorazada, rejas u otros sistemas anti intrusión en las ventanas, etc.

Conoce a los vecinos. Según un estudio del CIS, el 70% de los españoles eligen vivienda sin conocer a sus futuros vecinos. Se trata de un error, porque compartirás espacio con tus vecinos, en ocasiones zonas comunes, y debes conocer hasta qué punto pueden afectar a tu vida. Por ejemplo: ¿son ruidosos?, ¿tienen niños pequeños?, ¿planean hacer obras?, ¿tienen mascotas a las que tiene alergia alguien de tu familia?

Infórmate, en líneas generales, sobre cómo son tus posibles vecinos. La propia inmobiliaria puede facilitarte información al respecto.

Revisa los servicios en la zona. En las ciudades actuales, gracias al trasporte público, ya no resulta imprescindible vivir cerca de los servicios públicos principales, como centros de salud, polideportivos, colegios, etc. Sin embargo, la cercanía de estos servicios se mantiene como un gran valor añadido, en especial si compras una vivienda alejada del centro urbano.

El saber que dispones de infraestructuras, como zonas verdes, farmacias y mercados, y puedes llegar a pie, aporta un extra de calidad de vida a la elección de una casa.

6 Errores a evitar en la compra de una casa

La compra de una vivienda suele ser la decisión económica más importante de la vida de una persona, y debe afrontarse con cierta preparación. Incluso los particulares que saben encontrar la vivienda justa para sus necesidades, se exponen a pagar más de lo debido por no saber negociar una contraoferta con la propiedad.

Los principales errores que cometen los compradores de casas parten de factores, como el desconocimiento del mercado inmobiliario (tanto en la evolución de los precios, como en el planteamiento de la búsqueda), y en la inexperiencia a la hora de afrontar negociaciones. Los principales errores son estos 6:

Estimaciones irreales de los precios. Los compradores sin asesorar pierden la noción de lo que significa caro o barato. Infórmate, buscar información y compara los precios del mercado. Dispones de múltiples fuentes para conseguir información: desde los portales inmobiliarios, hasta la agencia local de la vivienda, o los informes del Banco de España.

Creer que los precios siempre suben. Muchos compradores compran sus casas en periodos de alza de precios, porque desconocen que también existen ciclos de menor incremento, e incluso de abaratamiento.

No escuchar a tu agencia. Puedes ahorrar dinero gracias a las agencias: tu agente inmobiliario puede negociar con el propietario de una vivienda un descuento en el precio. Por otra parte, muchos compradores potenciales descartan algunas propiedades porque piensan que el precio es innegociable, cuando el agente puede encargarse de realizar contraofertas.

Dejarte llevar por tu estado emocional. A veces, una decisión de compra obedece a un impulso emocional, en vez de a un análisis racional. El comprador es más susceptible a tomar una mala decisión, cuando afronta la búsqueda de casa en solitario y se siente cansado o desmotivado después de meses de investigación.

Especular con la casa. Es recomendable que la casa sea un activo para que la uses tú. Si la compras para vivir, la casa es un activo al que le das un uso y, aunque pagas una hipoteca, resuelves tu necesidad de vivienda. Pero, si la compras para especular con los precios y resulta una mala inversión, perjudicarás tus finanzas para muchos años.

No considerar la opción de vivir en alquiler. En España tiene un profundo arraigo la cultura de la casa en propiedad. Antes de comprar una casa, plantéate la opción del alquiler. Pondera las opciones, y piensa en las posibilidades que ofrece el alquiler, como una mayor facilidad para cambiar de trabajo o mudarte de ciudad. En lugares de alquileres baratos, si la diferencia económica entre la propiedad y el alquiler es importante, puedes hacer un fondo de pensiones con tus ahorros.

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat