Las ventajas de vivir en un bajo de lujo

Las ventajas de vivir en un bajo de lujo

Living Homes , 11 agosto 2020 0 Comentarios
Bajo de lujo

¿Hasta qué punto vivir en un bajo de lujo resulta cómodo, agradable y seguro?

¿Es preferible vivir en un bajo de lujo, o en un ático? A la hora de buscar  una casa, uno de los elementos a tener en cuenta es la posición del inmueble dentro del edificio. La elección correcta de una vivienda depende de cómo encaja la casa con tu estilo de vida y necesidades. El agente inmobiliario se encarga de conocer tus gustos, y selecciona para ti aquellas casas que se adapten a tus requerimientos personales.

Cada tipología de vivienda tiene sus pros y contras. Un ático, por ejemplo, ofrece una terraza grande y mejores vistas. La planta baja, por su parte, ofrece la posibilidad de disfrutar de jardín, mascotas y quizás una piscina para tus hijos. Por otro lado, también existe el tópico de que los pisos más bajos resultan más inseguros que los pisos altos.

Menor seguridad: ¿verdadero o falso?

La cuestión por la que algunas personas ni se plantean vivir en un bajo es porque consideran que los pisos altos limitan la posibilidad de intrusión y los bajos son susceptibles de intrusiones y robos. Sin embargo, esa teoría no se ajusta a una realidad como muy bien conocen las aseguradoras, la posibilidad de sufrir un robo es directamente proporcional al atractivo que tiene para el ladrón lo que hay dentro de la vivienda.

En resumen: vivir en la planta baja resulta tan seguro como en el resto de los pisos del edificio. Además, las viviendas del segmento prime se ubican en zonas acotadas que cuentan con seguridad privada y otros sistemas de seguridad, además de los que incorpora la propia vivienda.

Costos coherentes y facilidad para las renovaciones

Con la situación que hemos vivido tras el confinamiento, la demanda de bajos de lujo se ha disparado con el consiguiente aumento de precios.

Otra opción consiste en adquirir un bajo que necesite una renovación, porque la obra resulta más barata y además la revalorizas. Las obras en la planta baja se ejecutan con rapidez por la ausencia de los obstáculos que plantean las viviendas en pisos altos. Al contar con espacio al aire libre y facilidades de acceso, resulta sencillo transportar y almacenar los materiales necesarios para las intervenciones, o la instalación de andamios.

La renovación del mobiliario puede encarecerse por la entrega en altura de los elementos que no pueden subirse desmontados a los pisos. En los pisos bajos, las mudanzas resultan menos complicadas y más baratas.

La gran ventaja del bajo es que tienes la sensación de vivir en una casa particular, por la facilidad de acceso y la extensión con el jardín, pero con el amparo de una Comunidad.  Conserje, instalaciones deportivas y perímetros cerrados, convierten estos activos en uno de los modelos más buscados.

Disfruta de un jardín privado o comunitario

La ventaja más valorada de vivir en un bajo de lujo es la existencia de un jardín o patio ajardinado. A menudo, las viviendas de la planta baja de algunos condominios tienen acceso directo al jardín comunitario, o a un pequeño jardín privado. Los jardines te ofrecen un espacio verde particular en plena ciudad para relajarte, o para que disfruten los hijos de actividades al aire libre, en especial si tiene piscina.

Otro aspecto positivo es la disponibilidad (en algunos inmuebles) de un portón automático para acceder por el jardín hasta el aparcamiento o garaje.

Si el invierno en las plantas bajas se puede combatir con un buen sistema de calefacción, en verano reciben menos insolación y se calientan menos. La casa en un piso bajo con jardín, en verano resulta más fresca y requiere menor uso del aire acondicionado.

Libertad de movimiento y calidad de vida

Si vives en la planta baja, la ausencia de vecinos en el nivel inferior te despreocupa del ruido al caminar o mover muebles (en especial las familias con niños).

Vivir en un bajo de lujo aporta calidad de vida e independencia a las personas mayores o con movilidad limitada. Desaparece su dependencia del ascensor y de la adaptación de los accesos al edificio, ni deben superar largos tramos de escaleras para acceder a la casa.

Por otro lado, te asegura que los niños tengan un espacio seguro y tranquilo donde jugar. Por otro lado, te permite pasar más tiempo fuera de la casa y disfrutar del exterior, algo que como ha ocurrido con la experiencia del confinamiento, se ha comenzado a valorar muchísimo. Además, la posibilidad de poder hacer barbacoas, poder desayunar por las mañanas en el exterior, o incluso crear tu propio huerto se ha comenzado a ver como calidad de vida.

Resumiendo, las ventajas de comprar un bajo de lujo son múltiples: mejor accesibilidad, más autonomía, s y una mayor calidad de vida.

 

 

Siguenos en Feedly
WhatsApp chat