Descubre cómo ahorrar energía en tu casa con la calefacción: algunos trucos y consejos

Descubre cómo ahorrar energía en tu casa con la calefacción: algunos trucos y consejos

Living Homes 16 noviembre 2018 0 Comentarios
ahorrar-energia-casa

Saber cómo ahorrar energía sirve para economizar en el mantenimiento de tu vivienda y, desde el punto de vista medioambiental, para minimizar los residuos inherentes a la generación de energía.

Desconectar un electrodoméstico en vez de dejarlo en standby, puede parecer un ahorro ínfimo, salvo cuando planteas tu consumo energético desde la perspectiva anual. Desde este punto de vista, llegas a ser consciente de cuánto puedes hacer, con la suma de pequeñas acciones, por tu economía y por el medio ambiente.

Es inevitable un aumento del consumo en las épocas más calurosas o gélidas del año. También varían las horas de luz natural que recibe el hogar. La gestión precisa de los sistemas domésticos y su correcto mantenimiento son los pilares del gasto energético responsable. Conviene realizar una pequeña inversión para dotar tu casa de los sistemas de mayor eficiencia energética, tanto de calefacción, como de aire acondicionado.

Resulta de utilidad comparar ofertas de los distintos proveedores para elegir la tarifa energética ajustada a tus necesidades.

En invierno, cuando las facturas tienden a aumentar, emplea el sentido común. No necesitas un calor tropical: una temperatura máxima de 19 °C aporta suficiente bienestar.

Del mismo modo, vístete en casa de acuerdo a la temporada. Si usas un suéter agradable, evitas calentar en exceso una habitación. Bajar la temperatura en 1 °C significa reducir el consumo aproximado en un 6%.

Evita climatizar áreas deshabitadas. Esta medida se aplica en las casas muy grandes. Si pasas la mayor parte del día en algunas habitaciones, no necesitas climatizar igual las que no están en uso.

Aislamiento adecuado para optimizar la climatización y ahorrar energía

El correcto aislamiento de la vivienda permite una climatización eficiente. Las principales fugas de calor o aire fresco, tienen lugar en ventanas o grietas de los muros, normalmente donde se encaja el marco de la ventana, utiliza burletes para evitar la entrada de aire y mantener la temperatura en el interior.

Por la noche, acostúmbrate a bajar las persianas y ajustar las contraventanas para crear una barrera más eficiente con el exterior. Así limitas la dispersión de calor a través de las superficies acristaladas. Las ventanas dobles y con un buen sellado también aportan un aislamiento del ruido externo.

Si es posible en tu hogar, instala termostatos inteligentes. Con ellos puedes gestionar el encendido y apagado de la climatización del hogar, y previenes el desperdicio de energía cuando no hay nadie en casa.

Instala válvulas termostáticas en los radiadores. Son dispositivos que se instalan directamente en el radiador para regular el consumo de agua caliente. Reemplazar la válvula manual clásica por una termostática reduce hasta un 15% de los costos en calefacción.

En el caso de calefacción centralizada, necesita una revisión anual. El control periódico de la caldera garantiza su máxima eficiencia.

Utiliza las cortinas para conservar el calor del invierno o refrescarte en verano. Aprovecha los rayos solares que recibe tu hogar en invierno, pues contribuyen a caldear la casa. En cambio, puedes cerrar las cortinas en verano para proteger el interior del sol directo.

Asegúrate no tapar los radiadores con muebles que dificulten la difusión del calor.

¿Cómo ahorrar energía con pequeños electrodomésticos? No se recomienda el uso de calentadores eléctricos y ventiladores: consumen mucho y climatizan de forma ineficiente.

Airea las habitaciones durante 10 minutos. No necesitas más de ese tiempo para renovar el aire de las habitaciones, incluso si son muy grandes. Elige los momentos idóneos del día: por la mañana al levantarte, o cuando la climatización esté apagada.

Con estos trucos y adoptando algunos de los hábitos que te hemos contado reducirás tu factura de la luz y el impacto medioambiental.

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.