De la burbuja a la estabilidad, pasando por una gran crisis

De la burbuja a la estabilidad, pasando por una gran crisis

Iciar Living Homes 21 febrero 2018 0 Comentarios
sector-inmobiliario-Burbuja-inmobiliaria-1

No hay duda que el año 2017 ha sido un gran año para el sector inmobiliario en términos generales en España y especialmente en algunas ciudades que han destacado como Madrid o Bilbao.

Llegar a esta situación no ha resultado fácil para un mercado que durante los años en los que estalló la crisis (2007-2013), sufrió bajadas de precios de hasta un 30% y una enorme falta de financiación.

Hoy podemos hablar de un mercado que está vivo y que resulta atractivo para el inversor que prefiere poner sus ahorros en inmobiliario, antes que hacerlo en renta fija. El tipo de inversor que surgió con la burbuja inmobiliaria ha cambiado, es más pausado y más analítico. Ya no compra para vender y sacar una enorme plusvalía con la venta. Su objetivo es comprar para luego alquilar y tener una rentabilidad justa pero inmediata.

Durante los años de crisis el mercado de segunda mano sufre una enorme acumulación de inmuebles imposible de vender por la falta de financiación.

Muchos de los inmuebles que se ofrecían a la venta durante la crisis, hoy día siguen estando a la venta, la diferencia que encontramos es que, en plena crisis, los precios estaban inflados y los propietarios no estaban dispuestos a bajarlos. Los propietarios que compraron, sobre todo en la zona de Valdemarín, lo hicieron en plena burbuja inmobiliaria por lo que una bajada de precio les suponía una gran pérdida de dinero.

En zonas donde el producto es abundante, es el momento del comprador: buena oferta, financiación garantizada y precios realistas.

En zonas donde escasea el producto, es el momento del vendedor: zonas prime, buen producto y poca oferta, fórmula infalible para incrementar el precio de mercado tal y como ha reflejado siempre la ley de oferta/demanda.

Hoy en día, en algunas zonas de gran prestigio, donde el punto fuerte es la localización, gran parte de esos inmuebles se están vendiendo aceleradamente, (barrios como el de Salamanca en Madrid es un buen ejemplo). Es el segmento “prime” el foco de muchos inversores extranjeros (venezolanos, colombianos y mejicanos principalmente) y consecuentemente esto ha generado nuevamente una escasez de inmuebles y una subida de precios muy por encima del 10-15% que es el crecimiento medio del resto del mercado.

La situación ideal la hemos visto en 2017, crecimiento en las ventas, ordenado y reforzado por las buenas condiciones de financiación donde los bancos compiten por condiciones difíciles de rechazar. Siempre y cuando esta financiación sea coherente y acorde a unos valores de tasación justos, el crecimiento del sector inmobiliario seguirá manteniendo un control de precios, cuestión indudablemente fundamental para no llegar a desencadenar otra burbuja no deseada.

 

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.