Your search results

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de negociar mi vivienda?

Posted by Living Homes on 22 diciembre, 2015
| 0

Con el comienzo de la crisis, el sector inmobiliario sufrió un importante cambio en los roles que hasta hace años jugaban los principales protagonistas de este mercado: el comprador y el vendedor.

Esta situación y las dificultades para encontrar financiación, junto con la competencia brutal de las entidades financieras para dar salida cuanto antes a sus inmuebles, han dejado al particular que quiere vender su vivienda en una situación muy complicada a la hora de vender su propiedad.

Un comprador solvente, con ahorros y sin grandes necesidades de financiación puede disponer rápidamente de un inmueble sin muchas complicaciones, pero si no disponemos del dinero suficiente y por lo tanto tenemos que pedir financiación o ayuda debemos tener en cuenta ciertos criterios para no hacer una mala compra o una mala inversión, que al final nos genere más estrés que felicidad.

 

Por lo tanto vamos a marcar unas pautas para intentar hacer la mejor elección a la hora de adquirir una nueva propiedad.

1.- Cuánto me puedo gastar y de cuánto dinero dispongo.

Esta es la primera pregunta que debemos plantearnos, la crisis que ha atravesado el sector inmobiliario ha generado mucha oferta, y poca demanda, lo que nos permite encontrar inmuebles de todos los precios.

Por lo tanto para encontrar nuestra casa de ensueño, lo primero que tenemos que plantearnos es el dinero que tenemos y del que podemos disponer para hacer nuestro sueño realidad. 

2.- Habla con el banco. Ya conoces de cuánto dinero dispones; ahora es necesario ir al banco para saber cuánta financiación está dispuesto a darte. Es importante tener en cuenta que la banca, hoy en día, apenas financia el 80% de la operación. Si necesitas el 100%, solamente tendrás a tu alcance la vivienda de un banco y no tendrás el mismo poder de negociación que frente a un particular. Su política de precios viene marcada desde arriba y resulta mucho más complicado negociarlo. De hecho, este control sobre la financiación suele traducirse en precios de venta más elevados.

3.- Comienza a tantear el mercado. Ya tienes un presupuesto de partida. Si, por ejemplo, buscas vivienda en Madrid, centra tu búsqueda en la zona en la que te gustaría residir. El mercado inmobiliario madrileño es muy amplio y heterogéneo. Si tienes clara la zona, restringirás la búsqueda.

4.- Negociar. Hemos identificado la casa de nuestros sueños. Ahora es el momento de hacer una oferta por ella.

Cuando se comienza una negociación entran en juego muchos factores, como condiciones de pago o plazos; se debe tener en cuenta si la vivienda necesita arreglos, si al comprador le interesa quedarse con determinados muebles, y un largo etcétera.

5.- Valora el estado y la ubicación del inmueble.  Es mejor ponerse en manos de profesionales: contrata una agencia inmobiliaria para que valore el precio del inmueble.  Es fundamental examinar al detalle las viviendas. A igual precio y similares dimensiones, es necesario valorar si un piso necesita una profunda reforma, si tiene o no tiene ascensor, si hay colegios, hospitales o farmacias cerca. Factores todos ellos que ofrecen un plus a la vivienda o se lo quitan.

6.- Si es la casa de tus sueños, no eches la vista atrás.

Si es la casa de tus sueños, en la que quieres vivir, disfrútala y comienza a decorarla.

Con estos pequeños consejos esperamos que a la hora final de tomar la decisión tanto como comprador y vendedor queden satisfechos.

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Búsqueda Avanzada

    More Search Options
  • Buscar por Referencia

    More Search Options
  • Contactar