Vende tu casa

CÓMO VENDER MI CASA

Vender una vivienda no es simplemente poner un anuncio y esperar una avalancha de llamadas, es un proceso mucho más complejo de lo que imaginamos, con muchos factores que conllevan tiempo y trabajo. Por eso, para tener claro cómo vender una casa, lo mejor es contar con agentes inmobiliarios, a poder ser especializados en la zona y el tipo de vivienda que se quiere ofertar. La zona del noroeste de Madrid (Aravaca, Pozuelo, Valdemarín, Majadahonda...) es una de las más demandadas en la actualidad y la agencia inmobiliaria Living Homes opera en ella desde hace años, con un servicio de calidad y una atención especial insuperable.

Si desea vender su casa en la zona noroeste de Madrid, debe tener en cuenta estas claves:

icono-vende-tu-casa-1

1. Conocer el mercado.

El mercado inmobiliario sigue al alza y parece que ni las distintas crisis ni la galopante inflación van a ser obstáculos para que las ventas de viviendas se contraigan. Conocer el momento en el que se encuentra el mercado inmobiliario es clave para vender una casa. Obviamente no es lo mismo ofertar una vivienda durante una crisis como la que tuvimos en 2008 y los años siguientes a hacerlo con un mercado al alza. El precio de la vivienda en Madrid crece cada año, pero, según los expertos, la evolución futura es un misterio en un contexto nacional y mundial tan inestable. Una opción para analizar el mercado es rastrear los portales especializados y ver los precios, pero una agencia siempre obtendrá resultados más precisos, sobre todo si está centrada en la zona de la venta.

2. Elegir una agencia.

Hay muchas agencias inmobiliarias, y todas interesadas en vender una casa. Pero cuidado, porque elegir bien la adecuada no debe hacerse a la ligera. Un motivo de peso debe ser que la agencia conozca bien la zona, mucho mejor si se dedica en exclusiva a ella. No es lo mismo vender un piso en el centro de Madrid que en una zona residencial del noroeste. En Living Homes apostamos por un trato personalizado y profesional. Un equipo de asesores inmobiliarios especializados en las zonas de Aravaca y Pozuelo de Alarcón te ayudarán a conseguir compradores para tu vivienda. Otro factor esencial es que la agencia cuente con una buena y selecta cartera de clientes, lo que puede acelerar el proceso de venta.

icono-vende-tu-casa-3
icono-vende-tu-casa-2

3. Fijar un precio de salida.

Una vivienda siempre sale al mercado con un precio, aunque este sea negociable, y es este uno de los momentos más importantes de todo el proceso de venta. La cantidad no se debe fijar a la ligera, posiblemente es el elemento de marketing más potente para el vendedor. Si el precio es demasiado alto, espantará a potenciales compradores, que ni sopesarán la opción e irán a buscar a la competencia. Por el contrario, si el precio es demasiado bajo perderemos la oportunidad de obtener más rentabilidad con la venta. Hay herramientas gratuitas en internet que tasan los inmuebles. También se puede hacer de forma artesanal: mirando muchas casas de condiciones similares y en zonas parecidas. Pero estas técnicas presentan riesgos e inconvenientes. Lo más adecuado es contar asesoramiento profesional como el que ofrecen agencias inmobiliarias, ya que sus profesionales conocen el mercado de la zona con todo detalle.

4. Plan de marketing.

Hoy por hoy existe una gran competencia en el mercado inmobiliario, pero también se cuentan con muchas herramientas útiles para vender una vivienda. Esto es una ventaja, pero hay que saber utilizar esas posibilidades que el marketing da y para ello lo mejor es contar con los servicios profesionales de una agencia inmobiliaria. A la hora de ofertar un inmueble, no se puede hacer de cualquier manera. Empezando por las fotografías. Estas deben ser profesionales, no debe importarnos invertir en este aspecto, ya que es la primera impresión que se llevan los posibles compradores, y esa es muy importante. A la hora de tomar las imágenes, las estancias de la casa deben estar perfectas, de revista a poder ser. En Living Homes empleamos la técnica del Home Staging, con la que damos más atractivo a la vivienda por medio del diseño y la decoración.

La descripción del inmueble ha de ser descriptiva y atractiva, no basta con poner los datos básicos ni el típico “mejor ver”. Si al cliente no le entra por los ojos de primeras, será difícil que quiera hacer una visita. Hay que destacar haciendo algo distinto porque hay que situar la vivienda en un buen escaparate.

icono-vende-tu-casa-4
icono-vende-tu-casa-5

5. Preparar documentación.

Los papeleos para vender una vivienda son tediosos, pero eso es algo que se realizará en el último momento. Sí que es conveniente tener preparada cierta documentación de cara a las visitas. Como el certificado de eficiencia energética, que además  de tener que aportarlo en la compraventa ya es una obligatorio para la información de venta y comercialización de la vivienda.  También conviene tener cuanto antes un certificado de que el inmueble está libre de cargas (Nota Simple de Registro).

6. Filtrar visitas y recibir.

Si todo lo anterior se ha hecho adecuadamente, los compradores empezarán a interesarse por la casa y será el momento de organizar las visitas. Aquí existe el riesgo de que se cuelen algunos curiosos camuflados de compradores, es casi inevitable. Pero siempre una agencia inmobiliaria ejercerá mejor de filtro que un particular. El tiempo es un bien muy preciado, y esta tarea requiere mucho. Como organizar esas visitas y, por supuesto, realizarlas acompañando al comprador. Generalmente habrá que enseñar la vivienda bastantes veces, eso será buena señal, así que quién mejor que un profesional inmobiliario para acaparar toda esa tarea.

icono-vende-tu-casa-8
icono-vende-tu-casa-7

7. Fijar un precio final.

El precio final para vender una casa empieza a tenerse claro con las primeras visitas, que suelen ir acompañadas, a posteriori, de las primeras ofertas. Eso demostrará si el precio que pusimos de salida es viable o tendremos que bajar la cantidad. No debemos enfadarnos si nos llegan ofertas inferiores, es lógico que el comprador quiera la casa lo más barata posible, en nuestra mano está negociar.

8. El arte de negociar

Negociar la venta de un inmueble no es fácil. No es regatear en un bazar. Corremos el riesgo de perder una buena venta por cerrarnos demasiado en banda; o al contrario, podemos precipitarnos y vender la casa por un precio inferior si aceptamos una oferta a la baja. La asesoría de los profesionales inmobiliarios es básica en este paso, porque son los que manejan carteras de viviendas parecidas y conocen mejor el mercado.

icono-vende-tu-casa-6
icono-vende-tu-casa-9

9. Conocer impuestos y gastos.

Si ya se ha llegado a un acuerdo satisfactorio, enhorabuena, pero no es el final. Hay que tener en cuenta los impuestos que gravan la venta de una vivienda. Este es un punto bastante complejo porque existen muchos supuestos. Por ejemplo con el IRPF, que solo se pagará si se obtiene una ganancia patrimonial, pero que también puede estar exento de pago si se reinvierte en la compra de otra vivienda habitual. Hay otros supuestos que deben tenerse claros, y para ello es mejor contar con el asesoramiento de profesionales, que sin duda también sabrán informarle de la famosa plusvalía municipal que tanto ha cambiado en los últimos tiempos.

10. Preparar contratos

Ha quedado claro que vender una casa es un proceso largo y a veces complicado. Si todo ha ido bien, el final es la firma de los contratos. Primero el de arras, que es opcional, una especie de precontrato regulado por el Código Civil con el que vendedor y comprador se comprometen a formalizar la venta de la vivienda en un plazo de tiempo acordado. Suele conllevar la entrega de una cantidad de en torno al 10% del precio total. Como es un importe cuantioso, mejor hacerlo siempre de manera formal, ante notario o con una agencia como intermediaria. Existen otras variantes como el contrato de reserva.

Para el contrato de compraventa hay que tener lista bastante documentación, algo que suele estresar al vendedor.Nota Simple del Registro, recibos de IBI, certificados  de Eficiencia Energética, de estar al corriente de pagos en la comunidad de propietarios, las escrituras, etc. Si la casa se vende tras una herencia, hay otros requerimientos. En el momento de la firma ante el notario todo debe estar listo para la rúbrica y el momento final: la entrega de las llaves.

icono-vende-tu-casa-6

En Living Homes te acompañamos en todo este largo viaje para hacerlo más sencillo y cómodo. Nuestro trato personalizado en cada uno de los pasos ayudará a que el proceso de venta finalice de manera satisfactoria.

=

Nos esforzamos en darte nuestro mejor servicio